fbpx

Blog

Conecta con la actualidad
Simgest extensión cameraview
2 Abr

Consejos para el control de la calidad y el embalaje

El control de calidad es uno de los aspectos esenciales del proceso de producción y la gestión de la logística. Si no se presta atención a la calidad del embalaje, un artículo se puede estropear por el camino, perjudicando nuestra reputación y haciéndonos perder dinero.

El embalaje es la cobertura de cualquier producto que se va a transportar. Supone por tanto de un instrumento esencial para garantizar que nuestros artículos y pallets llegan hasta su destino en las mismas condiciones en las que se fabricaron.

Cuando un producto está mal embalado, pueden generarse diferentes dificultades que nos lleven a perder rentabilidad. Por ejemplo, que el producto se estropee y que no se pueda entregar porque el acabado se ha estropeado como consecuencia del roce con otras superficies.

Para evitar que el embalaje se convierta en un problema logístico, necesitamos implantar soluciones de control de calidad como sim.Cameraview, una extensión para tu software de gestión que te ayuda a la gestión de la producción, embalaje y calidad de los objetos.

 

¿Qué tener en cuenta para el control de la calidad en el embalaje?

El control de calidad de la producción en una empresa de fabricación de muebles o productos del descanso es un elemento decisivo.

Hay varios aspectos que debes tener en cuenta.

  1. Sistematiza el proceso

El proceso de gestión de la calidad tiene que sistematizarse y ajustarse a unos parámetros y normativas de calidad. Para eso, hay que implementar las herramientas de gestión que permitan llevar a cabo un control de la calidad en todas las fases del proceso de producción.

  1. Controla la trazabilidad del producto

A lo largo de toda la cadena de valor, el producto irá atravesando diferentes transformaciones. Hay que establecer criterios que permitan el control de la trazabilidad, a través de soluciones de gestión que nos permiten tener identificados y localizados cada uno de los artículos, así como las acciones que se realizan sobre ellos y el estado en el que se encuentran.

  1. Cuida del embalaje

Como apuntábamos, el embalaje es una parte esencial del control de la calidad. Para eso, hay que determinar materiales y elementos para el embalaje en su justa medida. Si nos adaptamos a unos parámetros, podremos asegurar que el producto se conserva en perfecto estado durante su almacenamiento, transporte y entrega.

  1. Lleva un control del transporte de mercancías

El transporte de mercancías es otro de los elementos clave una vez se ha llevado a cabo el proceso de empaquetado. Si dispones de las herramientas, maquinaria y espacio adecuados para servir tus pedidos, controlar el transporte a través de una solución de gestión te permitirá garantizar que los productos se entregan en el tiempo y forma convenidos.

Gracias a las herramientas de control del embalaje y la calidad del producto, podrás garantizar la uniformidad de producto entre plantas de producción, hacer un seguimiento de los embalajes y reducir el número de artículos que tienes que retirar del mercado por una mala gestión del proceso logístico.

En esta línea, soluciones como la extensión sim.Cameraview de inspección de objetos te ayudarán a asegurarte de que tus productos se ajustan a los parámetros de calidad necesarios.

Compartir: